Cerrar política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Estas en: INICIO / PORTADA
El Ayuntamiento
Ventanilla online
Actas
    Plenos
    Juntas de gobierno
Convocatorias
Trámites Administrativos
Ordenanzas y reglamentos
Subvenciones y Ayudas
Información
Empleo
Programaciones
Ordenanzas fiscales
Otros
  Boletín personalizado
  El Agua
El ciclo del agua
Atención al cliente
App del Ayuntamiento de Ejea
Igualdad de género, Violencia contra mujeres, Violencia de género, Ayuntamiento Ejea de los Caballeros
Violencia de género

¿QUÉ ES LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

Es la violencia específica contra las mujeres utilizada como instrumento para mantener la discriminación, la desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres.

• La violencia ejercida contra la mujer es un fenómeno universal que persiste en todos los países.
• La violencia ejercida contra la mujer tiene unas consecuencias devastadoras para las mujeres que la experimentan y constituye una violación de los derechos humanos básicos.
• La violencia ejercida contra la mujer es tanto la consecuencia como la causa de la desigualdad de género

La violencia hacia las mujeres en general, y en el marco de las relaciones de pareja en particular, es mucho más frecuente de lo que se piensa, no tiene edad ni estatus social, así como tampoco conoce de niveles culturales o posición económica. La violencia que afecta a mujeres de todas las edades se continúa silenciando y padres, padres, madres y amistades de mujeres violentadas desconocen lo que está sucediendo hasta que un episodio de violencia más grave provoca la huída o la intervención de policía o urgencias médicas.
En general, familia y amistades a penas pueden intuir la gravedad de la violencia.

LA VIOLENCIA DE GÉNERO COMPRENDE LA VIOLENCIA FÍSICA, PSÍQUICA Y SEXUAL INCLUIDAS LAS AMENAZAS, LA COACCIÓN, O LA PRIVACIÓN ARBITRARIA DE LIBERTAD, QUE OCURRE EN LA VIDA PÚBLICA O PRIVADA Y CUYO PRINCIPAL FACTOR DE RIESGO LO CONSTITUYE EL HECHO DE SER MUJER.

TIPOS DE MALTRATO

La violencia contra las mujeres, es expresada a través de los malos tratos hacia su persona, de entre los cuales podemos diferenciar:

- MALTRATO FÍSICO: golpes, quemaduras, empujones, arrojar objetos, tirones, lesiones con arma…

- MALTRATO PSICOLÓGICO: podemos establecer una clasificación en la expresión de este maltrato, a veces sutil y otras veces veces brutal

   · Maltrato verbal: Comentarios degradantes, insultos, observaciones humillantes. Grita, insulta, acusa, hace burla, jura, hace gestos humillantes, calla o no hace caso a lo que la mujer dice.
   · Maltrato económico: Incluye el control en la economía, impedir a la pareja el manejo de dinero ó el acceso a información acerca del mismo.
   · Maltrato emocional: destrucción de objetos con un especial valor sentimental, privación de necesidades básicas (alimento, sueño...), considerarla estúpida o inútil, ignorar su presencia, mirarla con desprecio, insistencia en considerar a la víctima loca, estúpida o inútil, manifestar celos y sospechas continuas, dejarla plantada, nunca darle explicaciones de nada, mentirle, inducirla al suicidio y/o amenazarla con suicidarse él, elogiarla y humillarla alternativamente, romper su privacidad: leer sus mensajes, correspondencias…
   · Maltrato social: Incluye el maltrato en presencia de terceros, el control de las relaciones con familia y amistades. El resultado para la víctima es la humillación pública y el aislamiento

- AGRESIONES SEXUALES: Cualquier comportamiento sexual impuesto contra la voluntad de una mujer, se produzca por parte de su pareja o por otras personas: ser obligada a tener relaciones sexuales en contra de su voluntad, tener relaciones sexuales por temor a lo que pudiera hacer su pareja, ser obligada a realizar algún acto sexual que considerara degradante o humillante

EL CICLO DE LA VIOLENCIA ¿POR QUÉ LA MUJER NO SE VA?



Conocer y comprender la teoría del ciclo de la violencia es muy importante si queremos aprender a detenerla o prevenirla. Este ciclo también ayuda a explicar cómo una mujer agredida llega a ser víctima, cómo caen dentro del comportamiento de indefensión aprendida, y porqué les resulta tan difícil poner fin a la relación, permaneciendo en la situación de violencia durante años.
No en todos los casos se produce exactamente igual, pero del análisis de los estudios realizados que existe un marcado ciclo de la violencia que cada pareja experimenta a su manera.

Fase de acumulación de tensión

En esta etapa, existe una tensión resultado de una constante situación de pelea, discusión o dísputa que generan las cuestiones cotidianas. El maltratador comienza comportarse tenso e irritable, enfadándose ante cualquier cosa que haga la mujer. Si ella intenta hablar, la reacción es de mayor enfado, ella comienza a cambiar su comportamiento y deja de hacer todas las cosas que cree que a él le molestan, entrando en una fase de inmovilidad y aislamiento.

Fase de explosión violenta

Resultado de las vivencias de la fase anterior, llega un momento en que los incidentes de convierten más habituales y el daño psicológico y/o físico cada vez mayor. La violencia se manifiesta a través de insultos, amenazas, agresiones sexuales, bofetadas, empujones, puñetazos. Estas manifestaciones van a estar influidas por el tiempo que lleve inmersa en ese ciclo, es decir, al comienzo el maltrato psicológico, físico o sexual será más leve, pero cuanto más se complete el ciclo el maltrato será mayor. La víctima no tiene ningún control ni sobre la frecuencia ni sobre la intensidad de las agresiones. En esta fase es cuando algunas mujeres agredidas se animan a denunciar su situación.

Fase de arrepentimiento o luna de miel

El maltratador familiar se muestra muy arrepentido de su conducta, promete cambiar “no volverá a suceder”, pide perdón, se muestra cercano, amable y asegura que no ejercerá más violencia. Y realmente cambia, durante esta fase se convierte en una persona amable, tendrá detalles con la víctima que jamás tuvo con ella, lo que la hace sentirse aliviada por el cese de la agresión, le cree, quiere creerle y pone bajo su propia responsabilidad la continuidad de la relación familiar. Ella piensa que puede conseguir que esta fase prevalezca y desaparezcan las otras fases de violencia. Esta es la fase que perpetúa el "aguante" de las víctimas de la violencia doméstica porque el castigo que recibe la mujer (las agresiones físicas y psicológicas) se asocia a un refuerzo positivo inmediato para la víctima (el perdón solicitado con muestras de cariño y arrepentimiento) y también se asocia a un refuerzo positivo a largo plazo (el supuesto cambio que se producirá en el agresor con apoyo especializado). La víctima no es consciente de la presencia de este Ciclo de Violencia y adopta la responsabilidad de apoyar al agresor en los momentos de arrepentimiento y de aparente cambio de actitudes. Esta situación lleva a que la víctima se culpe por no tener la capacidad para conseguir el cambio deseado y por tanto, su autoestima también se ve afectada.

Esta Teoría dice que el ciclo es cada vez más corto, es decir, que el tiempo que transcurre de la 1ª a la 3ª fase es menor; el maltrato es cada vez más frecuente y violento; la víctima cada día confía menos en su capacidad para resolver esta situación y tiene menos recursos psicológicos. Por tanto, cuando mayor sea el tiempo que la víctima forme parte de este ciclo de violencia, mayor será el esfuerzo de recuperación y mayor la dificultad para salir del mismo.

Una mujer hasta que no ha completado estos ciclos muchas veces, no se da cuenta de que haga lo que haga no puede controlar el comportamiento de su pareja, y asumir que los malos tratos son arbitrarios e indiscriminados. Sus energías se limitan a sobrevivir dentro de su relación, y a evitar que implique a otras personas o miembros de su familia.

Esquema de control y poder



CONSECUENCIAS DE LOS MALOS TRATOS

Los malos tratos tienen consecuencias muy graves para las víctimas y tienen repercusión directa en la salud física, psicológica y social de la mujer, cuyas secuelas se pueden manifestar tanto inmediatamente e incluso algunas aparecen pasados los años. El tiempo que la mujer ha estado sometida a agresiones también incidirá en la gravedad de efectos sobre su salud.

Consecuencias en la salud física :

– Lesiones diversas: contusiones, traumatismos, heridas, quemaduras, … que pueden producir discapacidad.
– Deterioro funcional.
– Síntomas físicos inespecíficos (dolores de cabeza, mareos…).
– Peor salud.
– Dolor crónico.
– Síndrome del intestino irritable.
– Otros trastornos gastrointestinales.
– Quejas somáticas.
– Pérdida de deseo sexual.
– Trastornos menstruales.
– Enfermedades de transmisión sexual.
– Sangrado
– Hemorragia vaginal.
– Amenaza de aborto.
– Parto prematuro.

Consecuencias en la salud psíquica

- Depresión.
– Ansiedad.
– Trastornos del sueño.
– Trastorno por estrés postraumático.
– Trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia o bulimia
– Intento de suicidio
– Abuso de alcohol, drogas y psicofármacos.

Consecuencias en la salud social:

– Aislamiento social.
– Pérdida de empleo.
– Ausencia laboral.
– Disminución del número de días de vida saludable.

Consecuencias para la salud de los hijos e hijas:

– Dificultades de aprendizaje y socialización.
– Adopción de comportamientos de sumisión o violencia con sus compañeros y compañeras.
– Con frecuencia son víctimas de maltrato por parte del padre.
– Alta tolerancia a situaciones de violencia.
 
También en: Twitter Picasa YouTube Facebook
Ayuntamiento de Ejea. Avda. Cosculluela 1.50600 Ejea. Tel. 976 677 474. Fax. 976 663 816