Cerrar política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Estas en: INICIO / PORTADA
El Ayuntamiento
Ventanilla online
Actas
    Plenos
    Juntas de gobierno
Convocatorias
Trámites Administrativos
Ordenanzas y reglamentos
Subvenciones y Ayudas
Información
Empleo
Programaciones
Ordenanzas fiscales
Otros
  Boletín personalizado
  El Agua
  El ciclo del agua
  Atención al cliente
Patrimonio agrario, Montes, Geografía, Ayuntamiento Ejea de los Caballeros
Geografía

El origen geológico del territorio que hoy ocupa Ejea de los Caballeros se remonta al comienzo de la Era Terciaria, en lo que los especialistas han dado en llamar el paroxismo alpino.


Geología

Justo en la zona donde en la actualidad encontramos a Ejea, se produjo un hundimiento, que se cubrió con posterioridad de materiales miocénicos (margas, arcillas, arenisca y calizas) de una antigüedad en torno a los 22 millones de años. La fineza de esos materiales facilitó la acción de la erosión diferencial, que a lo largo de miles de años configuró nuestro territorio con unas formas dominadas por la planitud del terreno.

Así pues, Ejea se ubicó en el centro de una depresión cubierta después por sedimentos cuaternarios, de hace un millón de años, que tiene relación con el sistema fluvial de terrazas Arbas-Riguel. Como consecuencia de todo ello el relieve ejeano es predominantemente llano, salteado tan sólo por suaves elevaciones. Ejea se encuentra a 320 metros sobre el nivel del mar, altitud baja si se la compara con los 525 m. de la vecina villa de Luna o con los 745 m. de la Sierra de Erla y los Montes de Sora.

Por lo que se refiere al clima, el de Ejea se enmarca dentro del continental, aunque con ligeras matizaciones del mediterráneo. Se caracteriza por la extremidad de las temperaturas, la escasez e irregularidad de las precipitaciones y la limpieza atmosférica gracias a los vientos.

Climatología

Nuestra localidad tiene una temperatura media anual de 14º C. Los meses más fríos son enero y febrero con medias de 5º C., aunque se dan baremos absolutos que descienden por debajo de 0º C, sobre todo en invierno. La media de temperatura de noviembre a enero es inferior a 10º C., pero se producen heladas hasta bien entrado el mes de mayo.

Los meses más calurosos son julio y agosto, aunque ya desde finales de junio se produce un aumento notable de las temperaturas. La media en el verano es de 23º C., sin descartar los días en que el termómetro alcanza los 40º C. Esta rigurosidad térmica se suaviza en otoño.

La media de lluvias de Ejea es de 468 mm anuales, siendo mayo el mes más lluvioso seguido de la estación otoñal, en forma de gota fría. Por el contrario, el verano es el periodo más seco, humedecido sólo con esporádicas tormentas de origen térmico.

El viento es un meteoro muy característico de la zona. El viento del norte encajonado en el Valle del Ebro origina el cierzo, que llega a alcanzar grandes velocidades y provoca una sensación térmica muy fría en invierno y refrescante en verano. En verano, sobre todo, se da el viento del sureste, el bochorno.

Tanto el relieve como el clima hacen que el régimen hidrográfico sea un tanto irregular, con una pertinaz sequía en verano, sólo rota por las riadas provocadas por las tormentas y con un aumento del caudal en primavera y otoño. Todas estas peculiaridades se reflejan en los ríos que atraviesan el término municipal de Ejea de los Caballeros: Riguel, Arba de Luesia y Arba de Biel. Estos dos últimos se unen en un solo Arba cerca del casco urbano de Ejea.

 

Humedad y vegetación

En el territorio de Ejea de los Caballeros se dan bastantes casos de endorreísmo como consecuencia de la impermeabilidad del suelo, sobre todo en zonas donde se concentra material calizo. Contamos con una buena muestra de estancas, lagunas y balsas, dotadas de diversas dimensiones y peculiaridades: el lagunazo de El Moncayuelo, el de Bolaso, la estanca de El Gancho y El Sabinar, y el pantano de San Bartolomé, además de otros núcleos de menor entidad.

También existen algunos manantiales. El más famoso de ellos es el de Bañera, aunque a lo largo de nuestro municipio encontraremos numerosas fuentes.

A pesar de la intervención del hombre modificando el terreno, aún quedan en Ejea restos originales de vegetación. Existe abundante monte bajo (coscojo, tomillo, romero) y algunas manchas espesas de arbolado, sobre todo pino carrasco (La Bardena). En los márgenes de los ríos hallamos tamarices en las zonas de inundación, además de sauces y chopos.

 

 
También en: Twitter Picasa YouTube Facebook
Ayuntamiento de Ejea. Avda. Cosculluela 1.50600 Ejea. Tel. 976 677 474. Fax. 976 663 816